Luchino: “no tendría sentido terminar esta temporada”

Aunque no se atreve a definirse como un ex jugador, a los 38 años y pasando gran parte del tiempo en casa junto a su familia en medio de esta cuarentena, Gastón Luchino se permite un mayor tiempo para reflexionar sobre el futuro, por más incierto que sea.

“En un momento había dejado la puerta abierta para una posible vuelta después del receso de fin de año pero esta situación no me ayudó. El contexto actual y las prioridades no me llevan a pensar en estar en una cancha”, admitió esta semana en el programa radial Nuestra Fórmula Deportiva (Martes y Viernes a las 17 por FM 89.1).

“Después del ultimo partido de la temporada pasada ante Ramos Mejía sentí que mi cabeza necesitaba un descanso, la mente también y mi familia me requería un poco mas”, agregó el “Matador de Río Cuarto”, aunque está claro que ya se siente un riotercerense más.

El experimentado basquetbolista amplía la mirada, va más allá de su realidad y pone un manto de dudas sobre el futuro competitivo de este deporte. “Creo que esta temporada no va a terminar, económicamente todos los clubes están muy mal y entre ellos Nueve”, afirma.

Conocedor desde adentro de la realidad “patriota” precisó: “De seis sponsors se cayó la mitad. Hoy abrir la cancha cuesta unos 30 mil pesos y de volver sería sin público, es decir, ni siquiera te ayuda eso para pagar los árbitros. No tendría sentido terminar el torneo”, agregó.

“Creo que lo hemos tomado con tiempo pero el post de Argentina va a ser duro y no le encuentro sentido terminar por terminar una temporada, porque acá no es un negocio sino un gasto para los clubes”, sostiene.

Desde el punto de vista deportivo cree que “suspender ascensos y descensos sería lo más coherente porque nadie tiene méritos ni para arriba ni abajo”. También cita como ejemplo la Liga de Italia que “se dio por terminada y los clubes se están peleando por descender porque no van a poder asumir los costos de estar en la primera división”.

Pero sus fundamentos también abarcan el aspecto sanitario. “Esta pandemia ha cambiado los parámetros de todos. Estamos hablando de un deporte que se juega con las manos, yo te la paso, después te tocas la cara. Es muy riesgoso para lo que se está viviendo, creo que esto da para largo y no se sabe cuando van a abrir los clubes”.

Aunque entre sus nuevas ocupaciones se destaca la comercialización de maquinarias agrícolas, rubro que tiene autorización para seguir operando a pesar del aislamiento obligatorio, Luchino prefiere dedicarle la mayor parte de su tiempo a la familia después de tantos años dedicados al deporte.

Aunque tiene dudas de seguir jugando, tampoco se lo nota seguro de decirle adiós a esa importante faceta de su vida. Tampoco está entre sus planes ser entrenador, “aunque me lo han sugerido varios, pero sí podría estar en el armado de un equipo o conseguir sponsors, en cuestiones más vinculadas a la gestion”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *