Sportivo 9 de Julio: 93 años de pasión, gloria y progreso

Este martes 11 de agosto, el club Sportivo 9 de Julio está festejando sus 93 años de vida y DEPOR3 propone recorrer una historia llena de gloria que lo posicionó como una de las instituciones deportivas más importantes de la provincia.

Fundación

Hacia 1927 la ciudad de Río Tercero se mostraba muy vital, tenía una población aproximada de 1300 habitantes, divididas hacia el norte y hacia el sur de las vías ferroviarias y la estación del tren.

El único club futbolero del pueblo era el Atlético Río Tercero con una gran cantidad de jugadores de excelente calidad con pretensiones todos de ser titulares en el equipo.

El club se encontraba en el sector sur del pueblo y los vecinos del barrio Norte abrigaban también la idea de fundar otra institución y formar un equipo de fútbol para medirse con los del “otro lado”.

Fue así que un grupo de jóvenes muchachos comenzaron a disputar encuentros amistosos con otros equipos en el terreno destinado a ser la plaza del barrio (actual escuela Manuel Belgrano).

La necesidad de formar una nueva institución se hacía cada vez más imperiosa y fue así que un grupo de vecinos invitó a varias personas del pueblo a una reunión constitutiva, a realizarse en el domicilio de Agustín Caballero, ubicado en lo que es hoy la primera cuadra de la Avenida Pío X.

En esa época Caballero era una personalidad del pueblo y se desempeñaba como Juez de Paz y Jefe del Registro Civil. Otro de los presentes en esa histórica  y trascendental reunión, fue un pionero del pueblo, Don Zenón Higinio Cepeda, hombre de confianza del fundador del pueblo Don Modesto Acuña que también había sido Juez de Paz y Comisario.

Don Pedro Marín Maroto, por entonces uno de las personas más influyentes del pueblo fue invitado muy especialmente, pero agradeció la invitación y se disculpó por la imposibilidad de asistir, mediante una nota dirigida a los promotores de la iniciativa que terminaba afirmando “no dudo que entre esos dignos vecinos amantes del bienestar y el progreso surjan nobles ideas que han de honrar al pueblo e instituciones de nuestro barrio norte”.

La asamblea decide fundar el Club de Foot – ballSportivo 9 de Julio en honor a la fecha de nuestra independencia y lógicamente toma los colores celestes y blancos  para su identificación.

Así se creaba para siempre un 11 de agosto de 1927 una de las instituciones que más identificaría a la ciudad de Río Tercero.

La primera confrontación oficial del equipo “Patriota” fue contra el Club Sarmiento de Hernando, institución ya desaparecida.  La derrota por goleada de 7 a 0 sufrida por “ 9 de Julio” para nada desmoralizó a esos muchachos. La revancha no se hizo esperar y lograron ganar 1 a 0. A fuerza de garra y corazón estaban iniciando una larguísima y gloriosa historia de triunfos y campañas deportivas.

Mudanza y crecimiento

En 1931 el club recibe la noticia de parte de la Municipalidad que debía abandonar el espacio que ocupaba. La comisión directiva presidida por el médico y dirigente político radical Arturo José Piattini, solicitan a Doña Zoila Torres de acuña, viuda del fundador, la donación de un predio para hacer una nueva cancha e instalaciones. Ella accede al pedido y les da a elegir entre dos terrenos posibles: uno ubicado entre las actuales calles Esperanza y Fray Justo Santa María de Oro y el otro en la Avenida San Martín y Colón. Quizás por la cercanía a la plaza principal del pueblo, la Comisión Directiva eligió la manzana que hoy ocupa y utiliza como sede central.

Con el empuje e iniciativa de estos dirigentes el club comienza a buscar nuevas propuestas deportivas para ofrecer a todos los riotercerenses. Así es como, con la firme decisión de Don Antonio Vilariño y Don Pedro Cavestri la institución incorpora el basquetbol, un deporte que comenzaba a ser muy popular en el país.

El basquetbol comenzaba a brotar muy tímidamente al lado del fútbol deporte que había dado origen al club y que por entonces ya tenía una de  sus grandes hazañas hasta el momento. En los clásicos enfrentamientos de los 25 de mayo ante su tradicional rival el club Atlético Rio Tercero, 9 de Julio mantuvo un invicto sin  perder partido entre 1927 y 1945.

En 1947 la institución resuelve realizar una serie de obras que cambiarían radicalmente la vida de la institución. Se construye la casa del cuidador o canchero y frente a un gran escenario se hace la pista de baile con piso de baldosa, también se instalan baños y vestuarios.

La pista de baile se marca como cancha de basquetbol y este deporte empieza a crecer significativamente. En la sede central comenzaban a convivir el fútbol y el basquetbol deportes que fueron de fundamental importancia para su desarrollo deportivo y social, a tal punto que el club se convierte en institución fundadora de la Asociación de  Basquetbol de Río Tercero y de  la Liga Riotercerense de Fútbol.

Para el año 1954 la ciudad contaba con otra disciplina que era furor entre los riotercerenses, el juego de las bochas y al convertirse en el primer club en contar con 4 canchas techadas pasa a ser un referente de esta disciplina.

Para entonces la vida social del club era más que importante y el fútbol necesitaba su lugar, ya no podía convivir en la sede central.

Es cuando la familia descendiente del fundador concede una nueva donación, el terrenocontiguoa su sede.  En 1955 sobre la manzana comprendida por las actuales calles General Paz, Yatasto, Belgrano y Colón se construye la cancha de fútbol.

A pesar de todo el avance que la institución había logrado el club no contaba con un salón social propio y alquilaba uno en la calle Acuña. Bajo la dirección del arquitecto Hugo Taravellase presentó un ambicioso proyecto que proponía la construcción de un salón de importantes dimensiones para la actividad social y de una torre de 5 pisos para ser utilizada como oficinas, secretarías y administración del club. En poco tiempo la obra fue realizada y finalizando la década del ’60 el perfil edilicio del club se veía muy moderno. 

Llega el reconocimiento nacional.

Sin el fútbol en la manzana principal y con un mayor espacio para otras actividades sociales, la institución decide darle cabida al tenis que ya se perfilaba para ser un deporte más popular y masivo.

Un grupo de entusiastas tenistas entre los que se puede nombrar a Manuel Madruga (padre), Omar Gallardo, Ricardo Medina, Rubén Nuño y Daniel Madruga se pusieron manos a la obra y construyeron las dos primera canchas de tenis, que al poco tiempo fueron cuatro, y en la actualidad son seis. El tenis fue la primera disciplina en ubicar un deportista del club entre los mejores del país y del mundo cuando Ivanna María Madruga se convirtióen la mejor tenista argentina y alcanzó el puesto 14  del ranking mundial femenino.

Con el propósito de seguir creciendo, a comienzos de los ’70, la institución  concreta una nueva y jugada decisión, loteando la manzana donde estaba la cancha de fútbol.

Conel negocio inmobiliario el club alcanzó un respiro económico y realizó una de las obras más importante para esa época, la construcción de laPiletaque le permitió llegar a los 3000 socios.Además compró 3 hectáreas y media sobre la ruta 6 de camino a Tancacha, donde construyó su nuevo espaciopara el fútbol. El estadio “Aniceto Hortal” en reconocimiento a uno de los grandes dirigentes que tuvo la institución es hoy uno de los mejores y más modernos  de la región.

Por esos años Manuel “Manucho” Madruga era el presidente del club y el basquetbol también da un paso importante para ubicarse en la escena nacional.Decide jugar de igual a igual con equipos de jerarquía nacional, participando en el “Campeonato Nacional de Clubes de Básquetbol”. La visita de grandes equipos del país como Obras Sanitarias, Ferrocarril Oeste, Lanús, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Atenas de Córdoba, Colón de Santa Fe y Boca Juniors entre otros, le dieron al deporte local el marco de público que nunca antes había tenido, y 9 de Julio alcanzó el nivel de jerarquía deportiva que hacía un tiempo ambicionaba.

El fútbol y más disciplinas

Para la década del ’80 el club contaba con un gran desarrollo de sus principales deportes como el fútbol y el básquetbol pero además crecían disciplinas como el tenis, vóley, bochas, hockey, patín, artes marciales, rugby, natación y gimnasia artística. 

En 1982 la institución anunciaba otra de sus grandes obras, la construcción de un estadio cubierto para 6000 personas y en otro gran esfuerzo de sus dirigentes la obra finalmente pudo terminar de concretarse en 1986, conel aporte de una partida de la Secretaría de Deportes de la Nación gestionada por el entonces Diputado Provincial Lucio Prado.

En Fútbol, el deporte que dio origen al club, para el año 1984 ya era el equipo más ganador de la Liga Regional Riotercerense  y había logrado 13 campeonatos oficiales. A partir de esa temporada  ganó 7 campeonatos en 8 años  hasta convertirse en la actualidad en el club más ganador de la Liga local con 28 títulos. Además es el único equipo en ganar un torneo del Consejo Federal, órgano interno de la asociación del fútbol argentino (AFA) cuando en el año 2006 logró uno de los 3 ascensos al Torneo Argentino “B”.  

El basquetbol  y sus grandes logros

A principio de los ’80 el club 9 de Julio,a través de sus dirigentes,entre ellos, Italo Ipérico y Miguel Griglio,participaba de aquel movimiento que intentaba sacudir las estructuras del básquetbol argentino. La idea era realizar un basquetbol más federal, una competencia única en todo el país. Finalmente en el año 1985 ,“Nueve” fue una de las tantas instituciones importantes del país que terminaron de madurar el proyecto de la Liga Nacional y cuando dio comienzo  la nueva competencia los “Patriotas” participaron en la Liga Nacional B, lo que hoy sería el TNA. 9 de Julio fue gran protagonista del nuevo sistema de competencia hasta principios de los ’90. Después de no jugar por varias temporadas comenzó la temporada 2005/06 con el firme deseo de recuperar el lugar perdido y lo logró el 15 de octubre de 2010 cuando debutó en la máxima categoría del baloncesto argentino, la Liga Nacional A, categoría en la que se mantuvo durante 3 temporadas.

A pesar de los vaivenes competitivos de esta disciplina, el básquetbol de “Nueve” ha nutrido con jugadores de su cantera a muchos clubes del país y sus máximos referentes son Gustavo “Lobito” Fernández ganador de cinco campeonatos de Liga Nacional A y Pablo “Monito” Prigioniel 9° jugador argentino en jugar en la Liga más profesional del mundo, la NBA.

El “Patriota”, es un club que se forjó gracias a la mano de gente trabajadora y generosa, como los jóvenes dirigentes del presente que sueñan mantener y mejorar lo hecho, pero también proyectan nuevos desafíos, como culminar con el nuevo predio camino a Villa Ascasubi.

Sportivo 9 de Julio, un club con un pasado lleno de gloria, un presente de pasión y un futuro de progreso. Felices 93 años te desea DEPOR3.

FUENTE: Libro Nuestro Gen Dominante

Un comentario en “Sportivo 9 de Julio: 93 años de pasión, gloria y progreso

  • el 11 agosto 2020 a las 17:53
    Permalink

    Segurísimo que desde el más alla el MANUCHO lo estará festejando….ELDA.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *