Victor Rocci y su nuevo ciclo en 9 de Julio

Tras su confirmación como nuevo asistente técnico de Sebastián FIgueredo, Rocci analizó lo que será su nueva función en el club de cara a la próxima temporada.

¿Cuáles son tus sensaciones luego de que se confirmará tu continuidad en 9 de Julio?

Las sensaciones son de alegría, agradecido siempre con la dirigencia por haber confiado en mí de nuevo y también por tener la posibilidad de ser parte de este proyecto que tiene el club. Siempre tratando de estar y de apoyar desde el lugar que me toque, en este caso siendo asistente y obviamente abierto a nuevas experiencias y aprendizajes que eso es lo que en realidad importa.

¿Pudiste hablar con Sebastián Figueredo con respecto a cómo empezarán a trabajar hasta que se resuelva el futuro de la competencia?

Con Sebastián Figueredo ya estamos en contacto, él me dió todo su apoyo y ya empezamos a trabajar pensando en el armado del equipo. Si bien nunca hemos estado en un mismo club, las referencias son muy buenas, tiene una trayectoria importante y además es una excelente persona, va a ser un gusto trabajar con él. Es muy bueno ser parte de este proyecto, y viendo como se está barajando el armado del plantel hay muchas expectativas y creo que puede ser un gran año para nosotros.

¿Qué podemos esperar para lo que se viene en el club con la llegada de un entrenador que viene con ideas nuevas, de un club grande como Boca?

Lo que viene ahora en el club es algo totalmente diferente, con muchas expectativas en lo que será el armado del equipo. Ojalá todo se pueda concretar y podamos formar un buen equipo competitivo. Además poder estar junto a Sebastián que tiene una gran trayectoria es algo muy importante porque también es una buena forma para que los jugadores que se buscan para este proyecto se sientan con expectativas de venir a 9 de Julio.

Teniendo en cuenta la última temporada del equipo, ¿qué análisis pudiste hacer de lo realizado por el equipo bajo tu conducción?

Analizando lo que fue el cierre de la temporada pasada, el equipo no tuvo un buen arranque y eso nos condicionó para el resto del torneo. Para mí como entrenador, desde mi arribo al club y en función del trabajo del equipo, la segunda mitad del torneo fue muy positiva y creo que como conjunto nos pudimos acomodar en cuanto al funcionamiento colectivo. Sin dudas que nos faltó un poco de tiempo, de todas formas nada nos iba a quitar la exigencia de tener que jugar los playoff por la permanencia. Sin embargo, el equipo había mejorado, estábamos jugando más conectados y eso fue algo muy bueno. Como experiencia personal como entrenador me sirvió mucho, me dejó cosas positivas pese a que los resultados no nos acompañaron.

FUENTE: Prensa 9 de Julio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *