Casino cumplió 77 años con la premisa de renovar su historia

Esta semana, mas precisamente el 10 de febrero, el Club Deportivo Casino, conocido por muchos años y aún por buena parte de la población como Club Fábrica Militar, cumplió 77 años y Depor3 propone recorrer parte de historia.

En Río Tercero, el 21 de mayo de 1943, se inició la producción en la Fábrica Militar y eso trajo consigo el nacimiento del Club Casino, que marcaría un nuevo rumbo en la gestión de las instituciones deportivas locales.

Con la instalación de la fábrica, además de los edificios industriales y administrativos, se construyó un barrio de más de 300 casas para sus trabajadores. También dentro del predio estaba el destacamento militar, ya que Río Tercero pasaba a ser una localidad con guarnición militar estable, más varias viviendas para el personal militar superior.

Fueron esos factores determinantes para que estos nuevos vecinos de Río Tercero, que vivían un poco retirados del pueblo, se juntaran con el propósito de lograr algún beneficio en forma conjunta. Así fue como se logró tener “la proveeduría” donde se conseguían todos los productos de primera necesidad a un bajo costo. Paulatinamente, este lugar fue convirtiéndose en espacio de reunión del vecindario y la práctica de distintos juegos recreativos y deportivos se hicieron cada vez más frecuentes.

Fachada del club en sus principios

Para darle formalidad a las actividades que comenzaban a realizarse, los señores Gabriel Morino, Cándido Rodríguez, Silvio Tonelli, Aquilino Tasis y Roberto Moetzel redactaronn los primeros estatutos del club, que fueron aprobados por Fabricaciones Militares y así, un 10 de febrero de 1944, nace el “Casino General de la Guarnición”.

El primer presidente fue el contador Kichenvilder, por entonces administrador de la Fábrica. Los primeros socios fueron militares y civiles. A medida que los trabajadores ingresaban a Fábrica Militar, se vinculaban al club “Casino”.

Primero se construyó, rápidamente, una modesta sede social, luego una cancha de fútbol y después una de básquet descubierta y de tierra apisonada. Uniendo el deporte a la cultura se formó el Teatro Vocacional Casino, que se constituyó en uno de los principales de la historia del teatro local. En 1947 se inauguró una gran sala para cine y espectáculos junto a otras instalaciones anexas. Nacía el Cine Teatro Casino.

Luego se construyó la cancha de básquet con piso de baldosa, las canchas de bochas, la de pelota a paleta y hasta una peluquería. El “Casino General de la Guarnición” pronto se convirtió en otro de los grandes clubes de Rio Tercero.

DE CASINO A CLUB FÁBRICA MILITAR

A finales de 1951 el club Casino, logró un hecho trascendente para una institución deportiva de aquella época: inauguró su pista para básquet y baile con piso de mosaicos.

En una entrevista realizada en 1989 al señor Marciano Melo lo recordaba así: “El Club Newell’s Olds Boys de Rosario tenía un conjunto de patín artístico y un dirigente a través del director de la Fábrica logró que vengan para el 19 de diciembre, a todo esto, era 10 de noviembre y había que hacer la pista. Para ganar tiempo, un grupo de soldados guiados por un albañil comenzaron a trabajar. Se llevaba el hormigón al cuadrado, se aplanaba y sin dejar secar se ponían los mosaicos. El 19 de diciembre se presentó el equipo de patín y quedó inaugurado el estadio”.

A mediados de 1955 se aproximaba el verano, que siempre llegaba con temperaturas muy altas. Para los amantes del agua no había ninguna pileta donde se pudiera practicar natación, solo existía el río que estaba bastante alejado.

El mismo Marciano Melo, profesor de la Escuela de Aprendices, logró la aprobación del director de FMRT para construir en el club Casino, el primer natatorio de la ciudad, a pesar de que varios socios se oponían. Ese mismo año, don Melo con un grupo de alumnos, todos con una pala cada uno, comenzaron a cavar el pozo para la pileta.

Con el aporte de algunos socios operarios de la Fabrica y una maquina de la Cooperativa, más el material aportado por la empresa que estaba realizando las calles asfaltadas de FMRT; se logró inaugurar en diciembre de 1955 la primera pileta del país de 50 x 20 metros; la segunda fue la del club Independiente de Avellaneda.

Como vemos, durante esos años en el club Casino las obras se ejecutaban rápidamente si las decisiones contaban con el apoyo y la aprobación de las autoridades de la Fabrica Militar, pero la mayoría de los fondos provenían de la dependencia nacional de Fabricaciones Militares. Para oficializar formalmente ese apoyo, el 27 de enero de 1956, por orden del entonces Director Teniente Coronel, Mario Aguilar Benítez, se cambiaron los estatutos de la institución y pasó a denominarse “Club Fabrica Militar Rio Tercero”, pero la gente siguió llamándolo Casino.

PIONERO DE LA LIGA NACIONAL DE BÁSQUET

A principios de los años 80′, el CFMRT junto a Sportivo 9 de Julio, se transformaron en pioneros de la Liga Nacional de básquet, que nació con el propósito de federalizar este deporte, teniendo en cuenta todo el potencial que tenía a lo largo del país. Por un lado, se creó la Liga Nacional “A” y por el otro la “B”, que fue donde iniciaron los dos clubes riotercerenses.

En 1985 se disputó la primera temporada y ambos equipos riotercerenses realizaron una excelente campaña llegando hasta semifinales, a un paso de lograr el ascenso. Fábrica Militar quedó eliminado por Caja Popular de Tucumán que fue el primer equipo ascendido de la Liga.

Plantel: Raúl Colla, Pablo Melo, Edgar Valdemarín, Mario Pistelli, Omar Eduardo Gallardo, Carlos Colla, Fabián Melo, Alberto Gonzáles, Adrian Díaz, Oscar Sobrero, César Primo y Daniel Bouvier, DT Angel Gallardo.

Para la campaña del 86′, Fábrica, incorporó un solo americano, Anthony Whitte, completando el equipo con los hermanos Raul “Poli” y Carlos “Caco” Colla, Omar “Bocha” Gallardo, Alberto “Cebolla” González, Pablo Melo, Adrian Díaz, Fabián Melo y Ricardo Grajales.

Ese año, Fábrica tuvo tres técnicos, primero Rubén Piccone, luego José Vaira, quien fue reemplazado por Luis “Chueco” Faregliano. A pesar de los cambios, no pudieron clasificar a semifinales, quedando en los cuartos de final ante San Martín de Marcos Juárez.

En la edición de 1987, CFMRT fue eliminado nuevamente en cuartos de final, en esta oportunidad por Banda Norte de Rio Cuarto.

Plantel: Miguel Gerlero, Raúl Colla, Roberto Galeano, Booker Jones, Pablo Melo, Eduardo Assum, Omar Eduardo Gallardo, Fabián Melo, Alberto Gonzáles, Pablo Vilchez y Marcelo Coria. El DT Luis Faregliano fue reemplazado en la 4ª fecha de la 2ª rueda por Daniel Rodríguez.

Para finales de la década, Fábrica Militar no tuvo relevantes actuaciones.

Desde hace un par de años, una nueva subcomisión formada principalmente por ex jugadores y simpatizantes, busca recuperar el básquetbol, que fue la disciplina que mejor representó al club a nivel nacional. Se realizaron algunos eventos, entre los que se destacó un torneo de tiros libres que contó con la presencia de ex jugadores de renombre nacional y también hubo algunas mejoras en el estadio, como el pintado del piso y la incorporación de jirafas para los aros. Actualmente, se está llevando a cabo una “escuelita” de este deporte, como el primer paso para recuperar las categorías formativas.

ACTUALIDAD

“Hace dos meses que estamos formalmente conduciendo, con resultados muy satisfactorios. La verdad que el impacto que estamos teniendo es importante, teniendo en cuenta que lo principal es que se acerque gente al club a trabajar. Somos mas de 30 personas trabajando en todas las disciplinas. Además de las tradicionales, como fútbol, básquet, tenis, handball, también está arrancando triatlón, tela y newcom. Es muy importante todo esto para que el club tenga vida, que es lo que realmente necesitamos. Se armaron varias subcomisiones que están trabajando mucho”, expresó Pablo Vilches, presidente del club.

“Hay algunos problemas económicos que los tratamos de ir solucionando, como así también la institucionalidad, que tiene que ver con las regularizaciones burocráticas. Es un balance satisfactorio y hay una proyección importante. Como todos los clubes, necesitamos que nos ayude el tema salud, para que no se nos caiga el año. Casino necesita funcionar con alrededor de 400 socios para que tenga vida y un equilibrio realmente”, agregó Vilches.

FUENTE: Libro NUESTRO GEN DOMINANTE, de Marcelo Calderón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.