Un nuevo hecho de violencia en la Liga Regional

Un nuevo hecho de violencia se vivió este miércoles por la noche en la Liga Regional Riotercerense de Fútbol. Sucedió en cancha del Deportivo Casino y en esta oportunidad el árbitro Darío Maidana fue el agredido.

Por la sexta fecha de la Primera B, a falta de 10 minutos para el final del partido, el local ganaba 2-0 frente a Unión de Despeñaderos, pero el juego fue suspendido por una agresión física del jugador Federico Galíndez (UD) al juez principal. En la próxima reunión del Tribunal de Disciplina oficializará la victoria del equipo riotercerense y saldrá la sanción para Galíndez.

Este hecho se dio con apenas tres días de diferencia con lo ocurrido el sábado en la cancha del Social y Deportivo Villa Gral. Belgrano que derivó lamentablemente en la suspensión del encuentro, previo a que se diera el pitazo inicial.

El plantel de Atlético Almafuerte ingresó al campo de juego en primer término, posteriormente con un gran recibimiento lo hizo el Social, en ese marco de colorido y euforia, un rollo de papel que se arrojó desde la parcialidad local y no se abrió, impactando en el rostro del defensor de Atlético Almafuerte, Jorge Borras, quien realizaba movimientos precompetitivos. El mismo le manifestó al árbitro, Leonel Ontivero, la imposibilidad de poder disputar el cotejo, lo que derivó en que éste suspendiera el partido, antes de su comienzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *