El primer director de Deportes de Río Tercero

En el año 1973 cuando el Doctor José Ferrero fue elegido intendente, la “Comisión Municipal de Deportes” paso a depender de la “Secretaría de Acción Social”. El nuevo mandatario y la responsable de dicha área, Gladys Pelaez, nombraron a don Marciano Melo como el primer “Director de Deportes y Turismo” de Rio Tercero.

El apoyo político recibido por este pionero de nuestro deporte y la asignación de un presupuesto municipal permitió darle un nuevo impulso al deporte de base. Se comenzó a realizar la “Semana del Deporte de Rio Tercero”, en la que se realizaban competencias deportivas para todos los niños de nivel primario y jóvenes del secundario

Se competía en varios deportes individuales y de equipo, pero donde se lograba mayor participación era en las pruebas de atletismo, con competencias de velocidad en 60 y 100 metros llanos, salto en largo, salto en alto y postas. Las categorías del nivel primario eran Pre-infantiles hasta 10 años e Infantiles hasta 12 años. Los de nivel secundario se dividían en Menores hasta 14 años y Cadetes hasta 16 años.

Este tipo de competencias logró que el atletismo, no solo fuera practicado por alumnos de la Escuela de Aprendices, donde Marciano era profesor, sino que comenzó a interesar a muchos niños y jóvenes de la ciudad.

¿Quién fue Marciano Melo?

La contribución de Melo hacia el deporte de Río Tercero llegó mucho mas allá de este cargo, porque además de ser un reconocido atleta en su época, fue un ferviente impulsor de la actividad deportiva en la ciudad. Primero le dio un gran impulso al desaparecido club Huracán, donde realizó una verdadera revolución congregando a gran cantidad de jóvenes en torno a esta institución en los comienzos del deporte local.

En el club Casino dejó importantes obras como la pista de atletismo y la pileta de natación. Su accionar alcanzó también al club Atlético y al Lawn Tenis como director técnico de recordados equipos de básquetbol. Cómo si fuera poco, dejó una huella imborrable en cientos de jóvenes estudiantes, a los que incentivó incansablemente en la práctica deportiva, especialmente en el atletismo.

Marciano Melo falleció el 19 de mayo de 1999 a los 87 años de edad, nuestro Polideportivo Municipal lleva su nombre y es un merecido homenaje a quien también fuera impulsor de este emprendimiento.

Fuente: Libro “Nuestro Gen Dominante” (Marcelo Calderón).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *