Desafío Capital: la opinión de funcionarios

A cuatro años de la proclamación de Rio Tercero Capital Nacional del Deportista, el editorial de Depor3 titulado “Desafío Capital”, aportó reflexiones sobre el proyecto y busca instalar nuevamente el tema, en la agenda deportiva.

Pero también pretende ser un disparador para captar distintas opiniones, como ya ocurrió con algunos comunicadores. Ahora, es el turno de conocer lo que piensan, funcionarios de distintos colores políticos.

Una vez más, la consulta de base tiene que ver con la percepción sobre el real avance que tuvo la mencionada declaración hasta el momento.

En ese sentido, Alberto Martino, quien fuera intendente cuando se produjo el hecho y actualmente se desempeña en la Agencia Córdoba Deporte, reconoce que “no se avanzó mucho, pero también tuvo que ver la cuestión epidemiológica”.

Javier Lunari, director de Deportes en ese entonces y actual concejal del oficialismo, cree en cambio que “se avanzó muchísimo, ya que de una idea embrionaria de un grupo de personas a llegar a concretarse como una ley nacional es un gran avance”.

Igualmente, funcionario sostiene que “todos los comienzos son complejos y a los cuatro meses de haber asumido la nueva gestión vino la pandemia”.

Otro concejal, pero la oposición, Diego Dellacasa, sentencia: “Como política de Estado, se avanzó prácticamente en nada. Seguimos colgados del sacrificio de individuales que nos han representado, formado por ellos. Puede existir alguna que otra cuestión con respecto al atletismo por pagar a un profesional que enseñe. Pero una cuestión macro, que ayude a los que nos representan, cero”.

Por su parte, José María “Pecho” López, actual director de Fábrica Militar y ex candidato a intendente por el Justicalismo, divide el proceso en dos etapas. “En un comienzo, personas ajenas a los funcionarios municipales, hicimos el aporte para que fuera Capital Nacional del Deportista. Últimamente es algo que se abandonó, porque no veo que haya actividades en ese sentido”.

Omar “Gallo” Pisani ya no ocupa un cargo, pero su trayectoria institucional ligada al deporte con participación activa en la gestación de esta proclamación, lo transforma en persona autorizada para hacer su aporte.

“Creo que al principio se avanzó bastante y se quedó en el camino porque se disolvió la asamblea ciudadana, que estaba compuesta por deportistas, dirigentes, profesores. Tendría que volver a constituirse para trabajar junto con la Secretaría de Deportes”, sostiene.

La siguiente consulta insta a los entrevistados a sugerir acciones, para encaminar este proyecto.

Al respecto, Lunari propone convocar a todas las fuerzas públicas de la ciudad a trabajar primero en elaborar un plan de acción y luego con el consenso de todos los sectores.

“El poder Ejecutivo de la ciudad a través del área de Deportes de manera individual no lo puede hacer, se necesita que toda la población abrace el proyecto y trabajar de manera mancomunada, sino van a ser solo acciones esporádicas sin un hilo conductor”, plantea.

Por su parte, Martino pide una “convicción del Estado municipal de invertir en eso, apoyar a los clubes, a los deportistas individuales y a los que tengan una proyección nacional e internacional, como puntapié inicial para que sigan surgiendo otros”.

Dellacasa se refiere concretamente a la necesidad de “crear una clínica de alto rendimiento, donde podamos observar, ayudar y contener a nuestros deportistas, tanto en lo físico como en lo mental”.

En tanto, López, cree fundamental, “tener cada uno o dos meses, actividades a nivel nacional de cualquier disciplina, para fomentar el deporte”.

“Se tendrían que juntar nuevamente todos los que estuvieron en esta acción para invitar a instituciones de la ciudad de diversas índoles, representantes barriales y entre todos encaminar un proyecto para seguir hacia adelante”, agrega Pisani.

Otra inquietud en torno a esta condición de capital nacional tiene que ver con su potencial económico y surgen algunas ideas para aprovecharlo.

Dellacasa propone crear una marca registrada con el objetivo de obtener fondos y que la vestimenta de los deportistas y clubes locales, sea uniforme para poder negociar hasta con privados el sponsoreo y solventar su participación.

También recuerda que “hay programas nacionales para el mejoramiento de polideportivos, que ni se ponen en funcionamiento ni se gestionan. Como Estado tenemos muchísimas falencias en el acompañamiento a estos deportistas”.

López entiende que hay una ley, por ser Capital Nacional del Deportista, que promueve la instalación de empresas que fabriquen artículos deportivos en Río Tercero, creando de esa manera, fuentes de trabajo en la ciudad y una mayor actividad económica.

A su vez, Lunari aporta varias ideas como realizar eventos deportivos de envergadura a nivel provincial, nacional e internacional; incentivos económicos para empresas del rubro deportivo se radiquen en la ciudad, paseos y parques temáticos deportivos que atraigan al turismo, ambientaciones deportivas en restoranes y bares, como así también un centro deportivo y de entrenamiento que concentre deportistas y personas de otras localidades, al igual que equipos que puedan realizar allí sus pretemporadas.

Por otra parte, Pisani propone trabajar en conjunto con el Centro Comercial para que todos los años se haga la fiesta nacional, pero casi todos los meses se puede hacer una actividad deportiva, por ejemplo, charlas con deportistas convocados por grandes representantes de la ciudad como Claudio López, Pablo Prigioni, “Pechito” López, etc.

Martino se limita a remarcar que aprovechar la “marca” no depende solo de ideas del intendente, el sector privado también tiene que ayudar.

En la misma sintonía de lo expresado anteriormente, López sugiere hacer torneos para tener una actividad económica mayor.

La última consulta está relacionada con realizar una fiesta alusiva a la proclamación, tomando como parámetro, que ya se realizó una edición.

Para Lunari “es casi un deber moral realizarla” pero insiste en que no solo debe ser función del Municipio sino toda la comunidad.

Martino cree que “no es determinante la fiesta, pero sería importante instalarla en el calendario de la ciudad”.

Dellacasa está de acuerdo con una fiesta, pero no que el Estado tenga que poner dinero. “Deberíamos trabajar para que sea sponsoreada y de ahí nosotros podemos recaudar fondos para los deportistas que nos representan. Ahora, si es una fiesta en la que vamos a gastar 12 millones de pesos, como en la anterior, y no generó ningún beneficio a nuestros deportistas, mejor pongamos otro nombre”, concluyó el edil.

Para López, la mejor manera de tener una fiesta, “sería haciendo un torneo a nivel nacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.