La llegada del básquet a Río Tercero

Este 15 de diciembre se celebró el Día del Básquet, ya que se cumplieron 130 años del nacimiento de este deporte. Un 15 de diciembre de 1891 en Massachussets, Estados Unidos, el profesor de educación física James Naismith creó el básquet como respuesta a la necesidad de hacer ejercicio en invierno.

Le pidió a un encargado del colegio que le consiguiera cajas de 50 centímetros de diámetro, pero lo único que le dieron fueron unos canastos de duraznos que colgó en las barandas de la galería superior que rodeaba al gimnasio, a una altura estipulada por él mismo. 

En principió, creó 13 reglas que determinaban que el jugador no podía correr con la pelota, que se podía lanzar en cualquier dirección con una o las dos manos, que podía ser golpeado con ambas manos pero nunca con el puño y que no se permitía golpear o empujar al rival, entre otras. Al tener 18 alumnos, formó equipos de nueve y posteriormente fue evolucionando y cambiando hasta llegar a cinco como lo conocemos hoy.

¿Cuándo llegó el básquet a Río Tercero?

Recién en 1933, el presidente del Club Sportivo 9 de Julio, Arturo José Piattini, buscando ofrecer nuevas propuestas deportivas para los riotercerenses, tomó la decisión de incorporar a la práctica de la institución, esta disciplina que comenzaba a ser cada vez más conocida en el país.

Con el empuje e iniciativa de don Antonio Villariño, más el apoyo de muchos simpatizantes Patriotas, entre los que se pueden mencionar a don Pedro Cavestri, se construyó la primera cancha de básquetbol donde antes se había practicado tenis, aprovechando el piso de ladrillo apisonado. La misma, estaba ubicada en la actual calle Intendente Magnasco al 58, entre la Avenida San Martín y General Paz, terreno que pertenecía a Francisco De Buono.

En aquellos años se jugaba solamente en verano, con pelotas de cuero número seis que al poco tiempo de usarse se dilataban resultando un poco más grandes aún.

Los primeros encuentros fueron disputados contra una institución ya desaparecida, conocida como 25 de Mayo, cuyo equipo era apodado el Ñandú. Ambos conjuntos realizaban también partidos amistosos de exhibición en localidades vecinas como Villa Ascasubi y Tancacha.

Después de tres años, la cancha se trasladó a un terreno ubicado en la esquina de las actuales calles Alberdi y Libertad. Pronto, el Club Atlético también formaría su escuadra que junto a otros equipos de la zona participarían en torneos relámpagos. El básquetbol había brotado como una planta tímida al lado del fútbol, ya arraigado en la población .

Primer equipo

El primer equipo de varones estaba compuesto por Mateo Canavesio, Pablo Donna, Ricardo Moriondo, Antonio De Buono, Segundo Brizuela, Dante Osta, Gagliardi y Alfredo Biodi.

Fuentes: Básquet Plus y libro “Nuestro Gen Dominante” (Marcelo Calderón).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *