Walter Otta: el riotercerense que sueña con Primera

El riotercerense Walter Nicolás Otta, es actualmente el entrenador de Estudiantes de Buenos Aires, que el próximo fin de semana comenzará a jugar la serie final del Reducido de la Primera Nacional frente a Instituto de Córdoba. En caso de salir ganador de esta llave, que será ida y vuelta invirtiendo la localía, se quedará con el segundo pasaje a la máxima categoría del fútbol argentino.

Su carrera como entrenador comenzó en 2010, cuando se hizo cargo de Villa Dálmine, club en el que jugó, y en 2012 lo llevó a la tercera división, siendo este el primero de sus dos ascensos. Luego de dirigir al conjunto de Campana, pasó por Acassuso y Unión de Mar del Plata, hasta que en 2016 llegó al Deportivo Morón, donde se transformó en ídolo.

Con el “Gallito”, Otta logró en 2017 su segundo ascenso, esta vez a la Primera Nacional, luego de haberse consagrado campeón de la Primera B. Como si fuera poco, ese mismo año, Morón alcanzó las semifinales de la Copa Argentina y terminó cayendo frente a River Plate por 3-0, en un partido inolvidable para la historia del club.

En 2018 retornó a Villa Dálmine y al año siguiente se hizo cargo de Atlético de Rafaela, donde también dejó un grato recuerdo, sobre todo por haber potenciado varios juveniles que saltaron a Primera. Los casos más emblemáticos fueron los de Enzo Copetti y Matías Tagliamonte, que pasaron a Racing y Angelo Martino, que reforzó a Talleres.

Finalmente en este 2022 se hizo cargo de Estudiantes de Buenos Aires, donde está realizando una histórica campaña, que se puede coronar con la llegada a Primera la próxima semana. “Tenemos uno de los más bajos de la categoría. Nosotros tuvimos que agudizar mucho el ingenio y los recursos. Cuando uno no tiene un presupuesto tan amplio hay que potenciar a los jugadores que tenés para que la cosa salga bien. Es la única manera que tenemos de equipararnos con los poderosos. Los entrenadores que administramos pobreza tenemos que tratar de sacar lo mejor de cada jugador”, sostuvo Otta hace algunos días en diálogo con MundoD.

“Nos agarra esto de las finales en un momento muy bueno. Encontramos el funcionamiento y la solidez que todo equipo tiene que tener. Entramos séptimos en el Reducido y luego ganamos todas las llaves. Pero respetamos mucho al rival que vamos a enfrentar. Es un club grande”, agregó.

Con un panorama claro sobre la situación, el riotercerense sabe muy bien lo que se juega y que además, enfrentan a uno de los mejores clubes del torneo. Además, vale destacar que no tendrá la ventaja deportiva, es decir que en caso de empate, Instituto será quien se quede con el ascenso.

La suerte está echada y este sábado desde las 20:10 en Caseros, se pondrá en marcha el primer partido de la serie más importante de los últimos años para los dos equipos. Una semana más tarde, pero en Córdoba, será la gran definición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.