Vandalismo: el Club Independiente sufrió graves destrucciones en su sede

El Club Deportivo Independiente sufrió nuevamente graves daños en su sede social y en sus instalaciones deportivas ubicadas en barrio Intendente Magnasco, sobre la Av. Fuerza Aérea (camino a Villa Ascasubi).

Entre la noche del miércoles y la mañana del jueves la institución deportiva sufrió la rotura de aberturas, de dos heladeras, de un freezer y de sus tableros eléctricos. El daño ha sido enorme, fue el quinto en el año, y llegó cuando la institución deportiva no ha terminado de pagar algunas de las reparaciones que ha venido realizando por daños sufridos anteriormente.

Los delincuentes ingresaron a la sede social reventando una puerta y en el interior se tomaron el tiempo para quitarle el motor a dos heladeras y a un frezzer. De ese lugar se llevaron varias botellas de gaseosas.

También rompieron las puertas de los vestuarios y los tableros eléctricos con los que se iluminan las canchas de fútbol y el sistema de riego. El único propósito de los delincuentes es llevarse los cables de cobre que hoy tienen un valor importante en el mercado.

“Es muy grande el daño que nos hacen comparado con lo que se llevan y como institución nos cuesta un esfuerzo enorme volver a recuperar lo dañado”, comentó a Diario Río Tercero Javier Chiappero, vicepresidente de la institución deportiva.

El dirigente lamentó que la institución no pueda avanzar con nuevos proyectos a pesar de contar con personas que trabajan y colaboran con gran compromiso. “Nunca se puede crear algo nuevo porque nos encontramos con estas cosas que nos obligan a arrancar de nuevo y no nos dejan crecer. Y todo lo que hacemos es para los chicos”, dijo Chiappero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.