Efemérides

Día del Entrenador de Básquet: una profesión con varios embajadores riotercerenses

Este 22 de abril se celebra en Argentina, el Día del Entrenador de Básquet, en conmemoración al día en que creó la Asociación de Técnicos de Básquet, en 1973, además de haber la sido fecha en la que falleciera el entrenador León Najnudel, uno de los principales impulsores de la Liga Nacional.

Sabido es que en Río Tercero este deporte goza de una gran tradición y naturalmente, los entrenadores han sido parte importante de su desarrollo, oficiando en muchos casos como verdaderos embajadores deportivos de la ciudad.

Siempre que se citen nombres para celebrar una efeméride, hay riesgo de caer en alguna injusta omisión, pero también puede considerarse un momento oportuno para rescatar entre la memoria colectiva, algunos nombres que dejaron de una u otra forma, su legado.

El inicio de este repaso, que no pretende establecer jerarquías, encuentra a Pablo Prigioni como actual entrenador de la Selección Argentina y miembro del cuerpo técnico de una franquicia de la NBA, los Minessotta Timberwolves, dos hitos que seguramente serán difíciles de igualar para cualquier “colega” de estas tierras.

Gustavo Fernández es otro entrenador que se fue abriendo camino en una profesión que descubrió casi de manera inesperada, tal como él mismo ha confesado en alguna entrevista, mientras era asistente en 9 de Julio y debió asumir tal responsabilidad ante una expulsión del entrenador principal, Sebastián González.

Precisamente, el “Seba”, aunque no es oriundo de esta ciudad, es aquí donde sentó las bases de una prolífera carrera que lo llevó a consolidarse en la actual Liga Nacional. Dirigió al “patriota” en todas las categorías, desde Liga Cordobesa hasta la elite. Su llegada a Nueve se dio integrando el cuerpo técnico comandado por Mario Milanesio, cuando el club “patriota” volvía a competir a nivel provincial, tras más de una década de ostracismo.

Otro que fue adoptado basquetbolísticamente por esta ciudad, fue Gustavo “Zurdo” Miravet, encargado de dirigir al “patriota” en su mejor momento deportivo. La primera y mejor de su tres temporadas en la Liga Nacional A 2010/11.

Daniel “Z” Rodríguez ha sido otra marca registrada, con un amplio recorrido que tuvo su punto más alto al frente de aquel GEPU de San Luis que marcó una época en los comienzos de los 90´, además de lograr un título sudamericano con Libertad de Sunchales y dirigir a un joven “Manu” Ginóbili en Estudiantes de Bahía Blanca.

Retroceder aún más en el tiempo impone un desafío para la memoria que puede remontarse al recuerdo de José “Chiche” Vaira, que se diferenció en su época por ser un “estudioso” muy elogiado por sus pares.

Tampoco se puede dejar afuera de la nómina a grandes formadores, como Daniel “Bachicha” Herrera, Daniel “Kity” Bouvier, Ismael Acuña, Luis Santa o el recordado Gustavo Cañas, que se fue demasiado joven y dirigió equipos juveniles que se destacaron a nivel nacional.

Un párrafo especial también se merece Raúl “Chelo” Heredia, que recorrió todas las franjas etarias, abarcando casi todos los clubes de la región y aún sigue dirigiendo en la Liga de Veteranos.

En los comienzos de la Liga Nacional, el básquet riotercerense fue protagonista, tanto con 9 de Julio como Fábrica Militar, hoy Deportivo Casino. Esas escuadras tuvieron entre otros DT a Luis “Chueco” Faregliano, un “estratega” como pocos, y Angel “Letero” Gallardo, quien también dirigió en varios puntos del país.

Ningún revisionismo que se haga de este deporte, puede dejar afuera a los hermanos Diz y no solo por su recordado talento como jugadores. Tanto Rubén (La Bomba), especialmente con selecciones de Río Tercero en aquellos recordados provinciales; como Oscar, que mientras jugaba en Atenas dirigía unas inferiores de Atlético que estuvieron dos años sin perder.

Hector “chiquito” Melo da indicaciones y escuchan J. Cavenio, M. Gerlero, L. Faregliano (de espalda) y R. Diz.

Otro que no pasó desapercibido por su aporte tanto dentro como fuera de la cancha fue Héctor “Chiquito” Melo y también vale recordar a Roberto Germanetto dirigiendo a la Selección de Córdoba en varios campeonatos argentinos, cuando no existía la Liga Nacional y era la competencia mas importante del país.

El incipiente básquet femenino, con menos historia pero en pleno crecimiento, también tiene otros nombres propios que vienen trabajando desde hace ya algunos años para su desarrollo, como Juan Ajona, Darío Ripanti y “Manu” Viamonte.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.